Buscador

martes, 12 de abril de 2011

Instalando Debian 6 a lo pobre.

Estaba instalando Linux en un portátil que tiene ya algunos añitos. Un TOSHIBA Satellite PRO 4600, algo ampliado eso sí:

Vaya, ya tiene 10 añitos
256Mb de RAM y 40GB de HD.

La Wifi interna nunca ha funcionado, aunque la detecta, se puede configurar, etc, pero nunca ha pillado nada. Creo que es un problema con la antena interna, que está suelta, dañada, mal conectada, algo de eso, pero no me atrevo a meterle mano al portátil porque es el único que tengo y además dispongo de alternativas como los interfaces wifi por USB o PCMCIA.

Puestos en antecedentes me dispongo a instalarle la última versión de Debian, la 6.0. Es la distro que mejor conozco, muy personalizable y tiene detrás una de las comunidades de usuarios y desarrolladores más grande del software libre.



Me bajo el CD de "instalación por red" o "netinst" para los colegas. De esta forma te bajas lo mínimo que se despacha para iniciar el programa de instalación y él mismo se va bajando lo que le hace falta en función de lo que tú vayas eligiendo. Si tienes una buena conexión a Internet es la mejor forma. Hay que tener en cuenta que el sistema operativo completo son 8 DVD. No me hace falta tanto.

De hecho el "experimento" consiste en instalar lo mínimo para tener un sistema Linux completamente funcional, con el mínimo de paquetes instalados y que cada aplicación instalada la haya elegido y configurado yo.

"Yo" y más "yo" ;) Esto es importante, y aunque parezca un egocéntrico con tanto "yo" lo que quiero es tener total control sobre lo que corre en mi portátil. No quiero tener aplicaciones que nunca vaya a usar, que alguna quedará, pero que no sea la monstruosidad de la instalación por defecto de KDE por ejemplo. A parte de eso KDE me encanta, de hecho creo que se puede hacer una instalación mínima de KDE que no es la que viene por defecto pero aún así mete demasiados programas y lo que es peor sigue siendo pesado para la máquina a la que va destinado.

La mejor manera de conseguir una instalación minimalista a tope es cargar solo el kernell, los módulos necesarios para el hardware en el que está corriendo, y después continuar con la shell, etc... pero eso es demasiado heavy para mí. O no, quizás lo intente en otra máquina.

En esta, nada más empezar la instalación de Debian puedes seleccionar que entorno de escritorio deseas que arranque por defecto tu máquina. ¿Y si no quiero ninguno? Porque de momento solo quiero la línea de comandos y si he de elegir algún entorno gráfico creo que no será ninguno de los que ofrece en el momento de la instalación.

Bueno, selecciono, LXDE, uno muy ligerito, con un mínimo de aplicaciones como para poder hacer cualquier tarea de uso común. Parece una buena opción y no me meto en berenjenales, pero quiero meterme en berenjenales ;)

Sigo con el proceso de instalación. Selecciono idioma, teclado, particionado de disco, configuración de red, de dónde voy a obtener el resto de paquete para la instalación, creación de usuarios, el arranque con grub y dual con el windows que ya reside en el disco duro. Creo que acabo de resumir en un párrafo lo que es una instalación de una distribución de Linux para un entorno de escritorio. Para servidores es otro cantar.

Dentro del programa de instalación, hay un momento en el que se ejecuta el programa "tasksel" de Task selector (selección de tareas). Y en la primera "Desktop Environment" (entorno de escritorio), la desmarco... ¡voilá! ya no me va instalar ningún entorno gráfico, que es lo que yo quería ;)

En el primer arranque ya veo una cosa que no me gusta, y a esto a lo que quiero llegar.
Me instala el soporto para bluetooth. Este ordenador no tiene bluetooth, ¿para qué me lo instala? Creo conocer la respuesta y no es otra que si detecta que es un portátil te mete una serie de paquetes más o menos comunes en los portátiles.

No pasa nada, lo desinstalo. Y al hacerlo me aparecen como 40 paquetes que ya no van a ser utilizados ¿? Joder con las dependencias. ¿Qué tendrá que ver que desinstale el bluetooth con cups (un sistema de gestión de impresión)?

Mira, me da lo mismo. Le hago un autoremove con el apt y me libero de 80Mb en disco. Ya instalaré yo el CUPS cuando toque.

[EOF]

2 comentarios:

mrcomputer dijo...

Ese kernel con dos l :P

Estoy contigo, yo siempre que no quiero que me instale guarradas, tiro por la instalación mínima, luego instalo las X y luego a el entorno que me parezca en ese momento, En mi debian 6, esta vez he optado por un XFCE, no es que me gustara mucho XFCE, pero en esta versión si que me ha convencido.

Saludos

Anaxagoras dijo...

A mi XFCE tampoco me gustó cuando lo probé hace algunos años. No estaba tan maduro como ahora.

Sin embargo, en otro ordenador me instalé una Xubuntu, la Ubuntu con XFCE y si, tiene otra pinta.

He leído comentarios de usuarios que instalan xubuntu y en lugar de usar XFCE utilizan LXDE y son todo elogios, sobre todo en cuanto a rapidez.

LXDE si viene como escritorio alternativo en Debian 6. No lo he llegado a probar. Ahora estoy con el twm :))