Buscador

sábado, 5 de marzo de 2011

Macintosh 9600 mega-ampliado... ¿y ahora qué?

Hola.

Hace unos meses compré en un Cash Converter un Apple Macintosh PowerPC 9600/350.
Dentro de los Mac clásicos, un maquinón.

Venía con 32Mb y MacOS 8 y un disco duro de 4GB. Monitor, teclado, ratón y ¡hasta una impresora láser!

Cojonudo.

Según llego a casa lo enciendo y aparentemente funciona todo bien. Lo primero que hice fue actualizar a la última versión de MacOS 8, el MacOS 8.6.

Después le instalé un navegador web, el iCab.

Ya tenía mi Mac saliendo por Internet tan ricamente.

Me pongo a navegar por los ficheros y me encuentro con un montón de juegos. Aún estoy probándolos, pero vamos, un filón.

Por dentro es una mala bestia.

12 slots para ampliar la RAM. Extraoficialmente admite 12 dimms de 128Mb. Lo primero que me vino a la cabeza fue "llenarlo" y ahí le tengo con 1,5Gb de RAM. He notado que el ordenador va más ágil, parece que accede menos al disco duro, de hecho no ha creado ni swap.

Me tiro unas cuantas semanas cacharreando con él, buscando información en Internet y veo que se puede ampliar a un procesador G3. Esto ya son palabras mayores.

Con más miedo que vergüenza me compro una Sonnet Crescendo G3 a 500 Mhz.

Y de nuevo se nota, ahora puedo tener varias aplicaciones abiertas sin que se despeine. Navegador web, varias ventanas de archivos, el finder, y algún juegecito funcionando.

Y lo último que le he añadido es una tarjeta PCI que proporciona 2 puertos USB y 2 Firewire.

Está el ordenador a toda máquina. Muy bien, y ahora, ¿qué?

Quiero decir, que me he comprado un ordenador a un buen precio, y me he dejado una pasta en ampliarlo, alrededor de 120€.

Me he echado unas partidas al Full Throttle y al MDK ambos van de vicio. El MDK se mueve con una soltura apabullante.

Ahora toca buscar software, empaparme del feeling Apple, usar un solo botón del ratón, y...

¡¡¡A seguir cacharreando!!!
[EOF]

No hay comentarios: