Buscador

lunes, 30 de marzo de 2009

Una sesión retro perfecta.

Buenas.

Pues si, menuda tarde de Domingo retro que me he pegado...

El Sábado me fuí a correos a recoger un pedazo de paquete que contenía un monitor amstrad CTM 644 (el de color), nada más llegar lo probé en el CPC 464 y se veía perfecto, además está bien cuidado, una buena compra.

Ya tenía antes un monitor amstrad pero de fósforo verde que quería usarlo para otro ordenador, un Dragón 64. Dejar el de color para el Spectrum y la TV para el resto de equipos.

Dicho y hecho. El Domingo monté el cable para poder usar el Spectrum+3 en el CTM644, guiándome por este artículo de Zonadepruebas.



Muy facilito y muy bien explicado, todo bien a la primera. Se ve como nunca antes había visto un Spectrum y eso que como lo tenía antes no estaba nada mal, con el euroconector a la tele. Aunque el monitor se ve mejor.

Pero claro, el monitor del amstrad no tiene sonido así que le conecté al Spectrum+3 un sistema de sonido 2.1 de gama baja (el más barato del carrefour) y una clavija adaptadora de stereo a mono. Entre el nuevo monitor, el supersistema de sonido y el divide el resultado no podía ser otro que una tarde vicio...

De primero y para calentar, Abu Simbel Profanation como no. Hasta la pantalla 22, no esta mal. Tras unas cuantas partidas que veía que cada vez avanzaba menos llega el momento de cambiar de juego.

Le toca el turno a Rex, un arcade de plataformas, no demasiado conocido, o no tanto como el anterior pero que me tiene enganchado. Fue uno de los últimos juegos que compré para el Spectrum. Los sprites son un poco pequeñitos, el sonido es escaso pero curioso, y en general el juego logra crear una buena atmósfera, si le añadimos que la dificultad es alta pero alcanzable tenemos un pedazo de juego, probadlo si no lo habeís hecho ya.

Otras cuantas al Batman The movie. Este juego mira que me gusta, pero soy malo malo. Me llegué a la segunda fase por los pelos, después de haberme perdido unas cuantas veces en la "chemical factory". La música estupenda.

Y por último aunque no por ello menos importante, mi queridísimo Jet-Pac. Casi le doy la vuelta dos veces, incluso batí mi propio record (y eso que jugaba con el teclado) y que ahora se gana el honor de inaugurar la sección "Records".

En fin, una tarde como en los viejos tiempos.
[EOF]

No hay comentarios: