Buscador

miércoles, 18 de julio de 2007

Review: Jetpac

Año 1983, mientras “Juegos de guerra” y “El retorno del Jedi” se proyectaban en las salas de cines repletas de chavalería deseosa de acción y aventuras en los TV conectados al Spectrum nos encontramos con una joya de la programación lúdica. El increíble, el fabuloso, el inimitable (bueno no tanto) Jet-Pac.

Estaba diseñado para el Spectrum de 16K (por supuesto funcionaba igual en el de 48K) y fué de los poquitos que se vendió en cartucho ROM para el Interface 2.

El primer juego de la casa “Ultimate play the game”.

Y dejándonos ya de datos, vamos al turrón.

Mi juego favorito de Spectrum, los hay mejores claro que sí. Pero este tiene una adicción, facilidad de juego y una dinámica que le hace merecedor de tal galardón, el #1.

Descripción:
Manejas a Jetman, un personaje muy simpático que está en la Luna (literalmente) y tiene que ensamblar una nave y llenarla de fuel para poder escapar.

¿Escapar de qué? Pues de un montón de objetos raros, meteoritos y demás “cosas” que no dejan al pobre hombre tranquilo. De hecho como te pares un momento estás perdido. Te lo dice un experto.

El movimiento de Jetman es el aspecto más destacado del juego, seguido del diseño del personaje. Todo una proeza.

Jetman, está provisto de un propulsor en la espalda (el Jetpac), que es el que le permite volar, y una potente arma laser capaz de pulverizar cualquier cosa que se le ponga por delante. Es un disparo alucinante, nada que ver con el “piu, piu” de algunos marcianitos de la época.

Es precisamente la simulación del propulsor el que hace que este juego alcance la categoría de excepcional. Puedes subir (volar), bajar (dejarte caer) y moverte a ambos lados tanto volando como caminando. El caso es que no tiene una tecla para bajar, si no que con una tecla activamos la propulsión del jet-pac y si dejamos de hacerlo baja por la acción de la gravedad. Parece una chorrada, pero no lo es tanto, ya se ha tenido en cuenta algo de física para el movimiento. Por ejemplo si estás cayendo de una altura considerable más le cuesta volver a subir.

Por eso al principio cuesta hacerse un poco con el movimiento, eso sí, una vez que lo consigues la satisfacción es doble sobre todo cuando ves que partida tras partida vas superando tu record.

Los enemigos, desde meteoritos con una trayectoria fija hasta otros que van a por ti en plan kamikaze pasando por otros que tienen unos movimientos más o menos aleatorios (al menos a simple vista). Hay unos ocho enemigos distintos, tres de ellos realmente jodidos.

El escenario es siempre el mismo, no varía de una pantalla a otra. El suelo y tres plataformas colocadas a distinta altura.

Otros objetos con distintas formas van cayendo de la parte superior de la pantalla de vez en cuando y se pueden recoger para aumentar nuestra puntuación. Eso sí, nunca habrá más de uno en pantalla, con lo cuál cuanto antes lo cojas antes saldrá otro y así sucesivamente logrando aumentar notablemente la puntuación.

Y no tiene más. Bueno si, un sonido limpio que cumple con creces su función (no hay que olvidar que está diseñado para un Spectrum 16K). Muy gracioso cuando sube y baja la nave al pasar de pantalla.

Son de esos juegos simples a más no poder, hechos prácticamente a la perfección, que enganchan desde la primera partida y te puedes quedar horas pegado incluso a día de hoy. Eso solo sucede con unos pocos.

Por último, si finalmente os da por echaros unas partidas, hacedlo desde un emulador o desde el mismo Spectrum, evitad a toda costa las versiones web. Las que he visto son una verdadera patata y no hacen honor a la realidad.

Próximamente: como jugar en tu Spectrum sin que nunca te dé error de carga y sin gastarte un euro... :)


1 comentario:

Paloma dijo...

uff...me están entrando ganas de jugar después de leer el artículo...Creo que me voy a echar un mame.....piu piu....