Buscador

viernes, 27 de julio de 2007

Los dinosaurios de la pantalla verde

Lo que son las cosas...

Hubo un tiempo, no hace mucho, en el que convivían multitud de plataformas en la informática doméstica (algo parecido a lo que sucede hoy en día con las consolas).

Primero fueron los ordenadores de 8 bits. Que aunque nadie que yo sepa les llamaba así hasta que aparecieron los de 16 bits.

De 8 bits, los Spectrum y Amstrad eran los más populares, les seguían los MSX y los Commodore (no necesariamente en ese orden).

Eso en casa de los afortunados. No era raro juntarse unos cuantos en casa de un amigo a picarnos a algún juego. Eso de un ordenador en cada casa quedaba muy lejos.

Eran mediados de los años 80. Regreso al Futuro en el cine y el bollycao comenzaba a sustituir al bocata de chorizo en las meriendas ;)

En este contexto nos encontramos que los PC eran como el aire acondicionado, solo se veía en los bancos.

Tenían monitor en lugar de televisor y disqueteras en lugar de cintas. Eso sí el monitor, era bastante más pequeño que una tele y ¡¡¡encima verde!!! Ni tan siquiera tenían gráficos. El sonido, inexistente. Vamos una plataforma para videojuegos cojonuda ;)

Mientras tanto los 8 bits, (lo de los bancos eran de 16) poblaban los hogares de los afortunados y se solía utilizar en la tele del salón y alguno como yo, tenía un pedazo de televisor en mi habitación. Eso sí, en blanco y negro después de haber sido desterrado del salón por un flamante ITT a color (el mando a distancia era de ciencia-ficción y el video ya ni te cuento).

Estos ordenadores, no solo tenían sonido, también música (rudimentaria eso sí). Vamos una flipada comparado con cualquier PC.

Lo de tener los juegos en cinta, tenía tres desventajas como mínimo. Daban errores de lectura frecuentemente, eran de acceso secuencial (para llegar a un programa concreto tenias que pasar antes por toda la cinta que hubiera en medio) y sobre todo muy lentas.

Sin embargo, no eran caras (tampoco es que las regalaran pero bueno), de fácil acceso (en cualquier supermercado, bazar, etc), y sobretodo se podían copiar sin necesidad de tener el ordenador. Con un radiocasete de doble pletina era suficiente. Y en una cinta de 60 minutos podían caber fácilmente 15 juegos.

A finales de los 80 tuvo lugar la guerra entre los 8 y 16 bits. Una guerra en la que se sabía de antemano quién iba a perder, pero no cuánto tiempo a durar la batalla.

Lo que no estaba previsto ni por asomo es quién sería el vencedor.

Imaginaros por un lado toda la prole de software de 8 bits con miles de títulos publicados, ordenadores que arrasaron por completo en las casas, Spectrum , Amstrad, MSX, Commodore..., periféricos de todo tipo, etc.

Por otro lado dos gigantes en que los juegos no tenían nada que envidiar a las máquinas recreativas y además toda la versatilidad de un ordenador potente. Me refiero al Commodore Amiga 500 y al Atari 520. Ambos eran además usados por profesionales de la música, también para la edición de video, y retoque fotográfico. Disponían por primera vez de chips exclusivamente dedicados a reproducir música. Su fabricante Yamaha.

Cuando se ponía un juego en un Amiga con la señal de audio amplificada por la cadena de sonido y en la tele grande o el monitor, eran palabras mayores...

Mientras tanto, sin mucho movimiento y con más pena que gloria simplemente corrían en el PC, ese de pantalla verde, que ya había pasado a tener 4 o 16 colores. Sin sonido de calidad, muy caro y salvo honrosas excepciones (el Flight Simulator de M$ por ejemplo) los juegos todos eran una patata.

¿Quién ganó la batalla?

¿ Los 8 bits con su inmensa cantidad de software, distintas plataformas y periféricos de todo tipo ? No.

¿ Los Amiga y Atari, con unos gráficos de infarto, un sonido apabullante y más o menos asequibles para las características de que disponían? Tampoco.

¡Ganaron los dinosaurios de la pantalla verde!

Los 8 bits se extinguieron, los Amiga y Atari aguantaron un pelín más y el PC se hizo con el poder.

Quizás alguien recuerde cuando a los usuarios de PC, se les llamaba “peceros” casi en tono despectivo.

¿Por qué ganaron? Próximamente, en otra entrada...

3 comentarios:

Paloma dijo...

Eso digo yo...¿porqué ganaron??? Según lo cuentas, tenían todas las de perder...
No nos dejes con el gusanillo mucho tiempo....

aRbert-2 dijo...

Es que los estándares abiertos hacen mucho...

Mu entretenío tu blog.

aRbert-II

Anaxagoras dijo...

Hombre, alguien que me lee y no es de la familia jeje. :)

Me alegro que te guste el blog, voy a seguir con la historia en...

"Los dinosaurios de la pantalla verde 2ª Parte"